¿Cómo proteger la piel del frío?

Esta temporada de invierno se ha presentado relativamente cálida, aunque como sabes, aún quedan los meses más fríos. Nuestra piel sufre las consecuencias de los cambios de temperatura, sean estos cuales sean y por eso, queremos darte algunos trucos para cuidar tu cutis durante los próximos meses. Esperamos que te gusten y sobre todo, que los utilices ;-).

Los labios

Muchas veces tendemos a humedecerlos con saliva, pero eso no hace más que producir una irritación adicional. La piel de los labios es diferente al resto de la cara, por eso intenta llevar siempre encima un protector labial hidratante.

Chica con nieve artificial y labios hidratados

Las manos, la cara y el cuello

Estas zonas del cuerpo carecen de glándulas sebáceas (que son las encargadas de proteger la superficie de la piel) de modo que se deshidratan con mayor facilidad. Hidrátalas a conciencia, y a ser posible, con una crema con factor solar de 15 (como mínimo). No está demás utilizar una crema nutritiva antes de salir de casa: te ayudará a lucir una piel más bonita y a ralentizar la aparición de los signos de la edad.

Cuidado de la piel. Crema hidratante en manos de una chica.

Ropa de tejidos naturales

Los tejidos térmicos, como el algodón u otros tejidos naturales, son ideales para los meses de más frío. Además, se desaconseja llevar prendas demasiado ceñidas ya que no dejan transpirar la piel de forma correcta, y a su vez, pueden provocar descamación en la piel.

Chica con guantes, bufanda y gorro. para protegerse del frío

En la ducha

Sabemos que en invierno, más que nunca, apetece darse una larga ducha caliente. Por desgracia, esto no es más que un agravante para la piel. Los baños excesivamente calientes y prolongados remueven la primera capa que recubre nuestra piel y modifican su equilibrio natural. Por eso es recomendable tomar duchas rápidas con agua tibia y utilizar jabones que respeten la estructura química de la piel.

Perrito con gorro de ducha

Los cambios de temperatura

Si a lo largo del día te encuentras con muchos cambios de temperatura, ten cuidado, ya que el paso del frío al calor es muy negativo para la piel, en especial para las pieles más sensibles. Este factor aumenta las posibilidades de que aparezcan rojeces y que los vasos sanguíneos se dilaten, dejando un aspecto indeseado en nuestra piel.

Chica en la calle con frío

En definitiva, cuidar la piel en invierno es esencial para lucirla, no solo durante los meses de frío, sino también durante el resto del año.

¿Conoces más consejos o trucos para cuidar la piel en invierno? ¡Escribe tu comentario y compártelos con los demás lectores!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *