Qué ver en Portugal: 10 lugares imprescindibles

A medida que se acerca el verano —no es por meter presión, pero empieza esta misma semana— y mejoran las estadísticas sobre el COVID-19, cada vez son más quienes barajan la posibilidad de viajar al extranjero en breve. ¡Claro que sí! Después de tantos meses de confinamiento, nos hemos ganado con creces unas vacaciones comment il faut. Y, si es posible, lejos de casa, que ya la tenemos un pelín vista. ☺ Para quienes se plantean un viaje internacional cercano, el país vecino puede ser una buena opción. Ahora bien: ¿qué ver en Portugal? Es más: ¿por qué Portugal?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 20200616_buc_portugal.jpg

Son muchas las razones por las que fijarnos en las tierras lusas. Por ejemplo, la baja incidencia que la epidemia del nuevo coronavirus ha tenido dentro de sus fronteras, en parte gracias a una gestión sanitaria que ha sido considerada modélica. De ahí que esta sea una apuesta a caballo ganador para aquellos que busquen un destino seguro. 

En cualquier caso, Portugal tiene otras muchas cosas que nos enamoran. Además de las tres bes —es un sitio bueno, bonito y barato—, este territorio encierra una historia fascinante, enorme patrimonio monumental, hermosos paisajes naturales, playas de ensueño, una gastronomía sencilla, pero deliciosa, con el bacalao como buque insignia; la dulzura y la melancolía que desprenden los fados… Suena bien, ¿verdad?

Con el 1 de julio en el horizonte como fecha para la reapertura de la frontera con España, en BuscoUnChollo queremos aprovechar que los portugueses acaban de celebrar su fiesta nacional para hablarte de ellos. Por otro lado, la semana pasada se conmemoró el Día de Portugal, de Camões y de las Comunidades Portuguesas. Esta jornada se festeja coincidiendo con el aniversario de la muerte del escritor luso Luís Vaz de Camões, acaecida el 10 de junio de 1580.

¿Te apuntas a este plan? Si es así, echa un vistazo a nuestros chollos en Portugal y a nuestra lista de los 10 mejores lugares que hay que ver en Portugal, presentados por orden alfabético. Eso sí: ya te adelantamos que te va a costar decidirte solo por uno. 

Algarve

Abrimos este pequeño recorrido en el punto situado más al sur del Portugal continental: la región del Algarve. Además de Faro —la capital, en cuyos alrededores hay un aeropuerto— y Portimão, esta antigua provincia a orillas del Atlántico cuenta con otras muchas poblaciones turísticas de interés, como Albufeira, Alcoutim, Aljezur, Alvor, Castro Marim, Lagoa, Lagos, Loulé, a la que pertenece la pedanía de Quarteira; Monchique, Olhão, Silves, Tavira y Vila Real de Santo António. A todos estos lugares se suman la laguna de Ria Formosa, una reserva natural de más de 170 km² y muy apreciada por ser el hogar de numerosas aves. Otro tanto podríamos afirmar del fotogénico cabo de San Vicente.

Vista panorámica de los acantilados entre rocas en el océano Atlántico en Algarve

Pero si por algo destaca el Algarve es por sus playas, muchas de ellas ubicadas entre acantilados,  y por sus paisajes naturales de postal. Al este, el Algarve limita con el río Guadiana, que marca la frontera con España. Cruzándola, aguarda la Costa de la Luz, formada por las provincias andaluzas de Huelva y Cádiz.

No te le des más vuelta: consulta nuestros chollos en el Algarve y prepárate para una escapada del sol y playa a precios irrepetibles. 

Aveiro

En el norte de Portugal y a 75 km del sur de Oporto, encontramos la pintoresca ciudad de Aveiro, conocida como la Venecia Portuguesa por sus canales y por los llamativos moliceiros —una especie de góndolas tradicionales— que los surcan. Esta localidad sorprende al recién llegado por sus numerosos conventos e iglesias, muchos de ellos de estilo barroco, y sus edificios modernistas. Desde allí, se puede tomar un autobús hasta Costa Nova, un pueblo de playa tachonado de preciosas casitas de madera con coloridas fachadas pintadas a rayas. Por cierto: no dejes de probar los irresistibles ovos moles, un dulce local perfecto a la hora del postre.

Colorido en Costa Nova, Casas a rayas en Aveiro

Azores

Para quienes busquen destinos en Portugal un poco más exóticos, nada mejor que las Azores, situadas a 1.500 km de Lisboa. Este archipiélago está formado por nueve islas divididas en tres grupos: el oriental, con São Miguel, Santa Maria y los islotes de las Formigas; el central, con Terceira, Graciosa, São Jorge, Pico y Faial, y el occidental, con Flores y Corvo. La capital de las Azores es Ponta Delgada, en la isla de São Miguel, mientras que las dos ciudades principales son Angra do Heroísmo, situado en Terceira, y cuyo centro histórico forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1983, y Horta, en Faial. También habría que hablar de las ciudades de Praia da Vitória, en Terceira, y Ribeira Grande, en São Miguel.

 El lago das Sete Cidades. Vista desde la isla Sao Miguel

Tomando un vuelo a cualquiera de los aeropuertos madeirenses —emplazados en Ponta Delgada (PDL), Terceira (TER), Horta (HOR) y Santa Maria (SMA)—, disfrutarás de un destino inmejorable para los aficionados al senderismo, y en el que la naturaleza es la gran protagonista (sus playas salvajes y piscinas naturales también son para enmarcar). Además, también es posible hacer salidas para avistar ballenas y delfines en su hábitat natural. ¿Te lo imaginas?

Braga

Viajamos ahora al distrito Norte para explorar una ciudad que no puede faltar en tu viaje a Portugal: Braga. Su monumento más icónico es el santuario del Bom Jesus do Monte, un edificio  neoclásico al que se accede por unas magníficas escaleras barrocas y el Elevador do Bom Jesus. No obstante, tampoco hay que pasar por alto lugares como la catedral de Santa Maria, la Torre de Menagem, el Palacio Episcopal, el santuario de Sameiro y el Museo de la Imagen de Braga.

Santuario de Bom Jesus do Monte y sus fascinantes jardines

Y al acabar, podrás alojarte en un hotel en Braga de 5 estrellas con spa, todo un clásico dentro de nuestras ofertas de vacaciones. ¡Y a precios que son una auténtica ganga! ¿Te vas a resistir a uno de los mejores hoteles en Portugal?

Coímbra

Panorámica de la Sé Velha de Coímbra

Seguimos repasando qué hay que ver en Portugal, prestando atención esta vez a la región del Centro y a Coímbra. De orígenes romanos, fue la residencia de los condes Enrique de Borgoña y Teresa de León, padres del primer rey de Portugal, Alfonso I, quien nació allí. Aunque hoy es conocida sobre todo por su universidad, que es Patrimonio de la Humanidad desde 2013, Coímbra también destaca por su antigua catedral: la Sé Velha, uno de los edificios románicos más espectaculares del país (data de los siglos XII y XIII). También podrás contemplar otros muchos sitios notables, como las iglesias de São Tiago y la Santa Cruz, la Torre de Anto, el Penedo da Saudade, la Quinta das Lágrimas, el Bosque do Choupal… Te garantizamos que no te van a faltar fotos para presumir en Instagram.

Évora

Tiempo ahora para descubrir, en Alentejo, la ciudad de Évora. Su casco antiguo es Patrimonio de la Humanidad desde 1986 y conoció su época de máximo esplendor en el siglo XV, cuando se convirtió en lugar de residencia de los reyes de Portugal. Sus construcciones de los siglos XVI al XVIII, encaladas y decoradas con azulejos y balcones de forja, le imprimen una personalidad muy especial. Sin embargo, el reclamo más importante de Évora es su majestuoso templo romano, del siglo I a.C. y conocido popularmente como templo de Diana. Es una joya que debes visitar, ya que se trata de uno de los raros ejemplos de este tipo de edificaciones en la península ibérica y, posiblemente, el mejor conservado, por lo que has de incluirlo en tu ruta. Y si buscas emociones fuertes, atrévete a entrar en la Capela dos Ossos (y no, no te vamos a hacer spoiler).

El increíble Templo de Diana o templo romano de Évora

Lisboa

En este resumen de lo que hay que ver en Portugal, no podíamos dejarnos en el tintero la capital lusa: la señorial Lisboa, una de las ciudades más antiguas de Europa y una de las pocas a orillas de un río (el Tajo o Tejo) y de un océano. Gran metrópoli en la época de los descubrimientos, Lisboa es hoy un descubrimiento en sí misma para cualquier viajero. A pesar de que un terremoto la destruyó en su práctica totalidad en 1755, aún exhibe numerosos alicientes. Entre ellos, baste con citar el castillo de São Jorge, desde el que gozarás de una estupenda panorámica; la Sé Velha, de factura románica; el bello barrio de La Alfama, con calles llenas de tipismo; el monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém. Estos dos últimos monumentos, que son  Patrimonio de la Humanidad, poseen un estilo arquitectónico único en el mundo: el manuelino.

Atardecer en la torre de Belem

Desde Lisboa, es posible hacer excursiones a otros pueblos y ciudades cercanos que también son un must-see y a los que se puede llegar en tren o en coche sin problemas. Por ejemplo, Estoril, famosa por su casino; Cascáis, una ciudad costera en cuyas afueras se encuentra el paraje de acantilados de la Boca do Inferno; la villa de Óbidos, a unos 70 km de Lisboa, y Sintra, con edificios tan bonitos como el Palacio Nacional, el Palácio da Pena, la Quinta da Regaleira y el Castelo dos Mouros. ¡No te lo puedes perder!

Madeira

Además de las Azores, Portugal cuenta con otro impresionante archipiélago: el de Madeira, en el Atlántico norte. Este está formado por dos islas habitadas, Madeira y Porto Santo; tres pequeñas islas deshabitadas, denominadas Ilhas Desertas, y otro grupo más pequeño de tres islas también sin habitantes: las Ilhas Selvagens o islas Salvajes, cercanas a las islas Canarias. Descubierta y colonizada por los portugueses en 1418, Madeira es hoy un paraíso para los aficionados del trekking —un apunte: sus tupidos bosques de laurisilva son un bien natural protegido por la UNESCO desde 1999— y del golf, ya que dispone de numerosos campos de golf, algunos con unas vistas increíbles sobre el océano.

Atardecer desde las montañas de Madeira

Descubre nuestros chollos en Madeira y Azores y prepárate para vivir la naturaleza en estado puro.

Oporto

Motor económico de Portugal y segunda urbe del país, esta ciudad porteña es mundialmente famosa por sus vinos. Pero Oporto es mucho más. Con un centro histórico incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1996, esta localidad a orillas del Duero (o Douro) es un museo al aire libre. Entre lo mucho que hay que ver en Oporto, tenemos que referirnos a la iglesia y torre de los Clérigos, uno de sus grandes emblemas; su catedral románica, la Casa da Música, la estación de São Bento, el mercado do Bolhão, y la librería Lello e Irmão, que sirvió de inspiración para la escritora J. K. Rowling a la hora de alumbrar la saga de Harry Potter. Tampoco podemos olvidarnos de los numerosos puentes de Oporto. Entre ellos, sobresalen el de Luís I, diseñado por Théophile Seyrig y que conecta la ciudad con Vila Nova de Gaia, y el de Maria Pia, construido entre 1876 y 1877 por Gustave Eiffel.

Casitas coloridas de Porto, arquitectura tradicional

Algunas de nuestras ofertas de viajes a Oporto incluyen un city tour para recorrer los rincones más representativos de esta urbe, e incluso, un crucero fluvial para admirarla desde un punto de vista privilegiado.

Serra de Estrela

Cerramos nuestro periplo por lo que hay que ver en Portugal recalando en la evocadora Serra da Estrela, una cordillera de montañas donde se encuentran las mayores altitudes de Portugal y la segunda montaña más alta del país (solo la supera la montaña do Pico, en las Azores). Integrada en el Parque Natural da Serra da Estrela, es la zona protegida más extensa de Portugal y acoge la única estación de esquí lusa.

En este marco incomparable, normalmente ofrecemos la posibilidad de reservar un hotel con spa en Covilha, en régimen de alojamiento y desayuno y con acceso a la sauna y el jacuzzi, y la posibilidad de viajar con niños gratis. Una idea de turismo tentadora, ¿a que sí?

Paisaje de infarto en Covilha

Podríamos añadir otros lugares a este top-10, como el convento de Cristo de Tomar, en Santarém; los monasterios de Batalha y la Alcobaça, los sitios de arte rupestre prehistórico del valle del Côa y de Siega Verde, Guimarães y su centro histórico, Fátima… De todos modos, para ir abriendo boca, creemos que esta selección es un buen comienzo.

¿Has estado alguna vez en Portugal? Si es así, te animamos a que nos cuentes tu experiencia, o bien que compartas con nosotros qué destinos te gustaría descubrir este verano, o en los próximos meses. ¡Esperamos tus comentarios! ☺

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *